Podemos desplegar un abanico de preguntas que giran en torno a identificar ¿Qué significan los años para vos? y confirmarte que “Un cuerpo no envejece cuando se arruga la piel, sino, cuando su corazón deja de soñar.” 

Porque hay un cambio de paradigma, porque la madurez nos otorga libertad, porque atesoramos una inmensa energía, porque hay un sinfín de cosas para disfrutar, porque si creemos que existe la vejez, sentiremos que los años pesan ;). 

Es el momento de poner punto aparte y renacer en la plenitud de la vida!!! 

Todos tenemos un momento, en el que vienen todas las preguntas juntas ¿cómo renacer a ésta edad?, ¿Y ahora qué?, ¿A ésta edad que voy a hacer? ¿Qué estoy haciendo de mi vida? 

Cada uno interpreta su edad, ese numerito que nos señala la cantidad de años desde nuestro nacimiento, de manera diferente. Pueden pesar y ser un obstáculo, o pueden ser fuente de libertad y disfrute. 

Pero, la realidad, es que “todo depende de nuestra mirada”, si miramos en nosotros y atendemos lo que sentimos, o miramos lo que otro (o el contexto/sistema) dice que “deberíamos hacer”. 

Kairos es una antigua palabra griega que significa el momento adecuado, el momento oportuno, «nuestro reloj». Un reloj que permite estar en sintonía con todo aquello que nos propongamos, aquello que sentimos, dejando por fin a un lado, aquello que nos dicen “que debemos”. Es sabiduría ancestral 🙂

Hagamos espacio para reconectar con nuestro corazón, centrar la atención en nuestra luz y brillar…. sea la edad que sea.

Te gustaría compartir, ¿Qué significan los años para vos? 😃

 

NO IMPORTA LA CANTIDAD SINO LA CALIDAD

Cuando hablamos de años de vida, no importa la cantidad, sino qué haces con esos años. hay una frase que dice “No me cuentes la cantidad de arrugas sino las experiencias vividas”.

 

Acá comparto un post que también habla de cantidad o Calidad en la educación de nuestros hijos, por si te resuena leer.

 

Cuando hablamos de años de vida, acá más comprendemos que “es falso que el dinero puede comprarlo todo”

Siempre escuchamos que «aquel con plata hace lo que quiere» y estamos toda una vida trabajando para tener dinero o bien renegando si no la tenemos o bien mirando al que roba tentado a seguir sus pasos 🤨.

Nos enseñaron a HACER para TENER y nadie nos enseñó a SER 🤷‍♀️ 🤷‍♂️

 

EL DINERO NO PUEDE COMPRAR LA SABIDURIA. Y no estamos hablando de conocimientos, ni de títulos profesionales que avalan, ni de trabajar en el Banco tal o en la Municipalidad tal; tampoco estamos hablando de tener reconocimiento público.

 

EL HOMBRE SABIO ES AQUEL QUE APRENDIÓ A VIVIR. Es simple, una persona que aprendió a vivir tiene que ser nutritiva para sus hijos o nietos, no tóxica.

 

¿Cómo distinguir una de otra?

Principales Características:

 

Nutritiva = persona que aprendió a vivir

  • es agradecida de la vida,
  • disfruta lo que tiene,
  • mira el pasado con amor, y
  • transmite y contagia esta actitud positiva.

Tóxica = persona que no aprendió a vivir

  • siempre tiene una queja,
  • vive con amargura, tristeza,
  • siempre ve el lado vacío del vaso, y
  • siempre tiene una sensación de molestia por las cosas que pasaron.

 

Rodeá tu corazón con aquellas personas que te encanta compartir un día entero porque sabés que hacen bien!!!

Sumáte al #clubdepersonasnutritivas 🤗😄😍 

Un Abrazo, Lau