Recién recién terminé de leer el clásico libro “Amarse con los ojos abiertos” de Jorge Bucay y Silvia Salinas, autores que descubrí hace poco…

Me dirás ¿Quéeeee? Y te responderé con absoluta sinceridad que siii, los descubrí hace poco menos de un año. 

En tal caso, refuerzo mi respuesta diciendo yo lo veo por este lado…Son esas cosas que te llegan en el momento que sos capaz de entender de lo que te están hablando. Y si…no es por presumir pero leer el libro no me hizo descubrir la pólvora pues, ya corrió agua bajo mi puente e integré a mi vida desde la experiencia.

Pero, cabe mencionar, y super importante que, inmediatamente después de terminar, se me vino un “cuasi poema romántico” en la cabeza y lo necesitaba plasmar. El libro me fue de inspiración para empezar a pensar en las bondades de amar y el porqué tenemos miedo al amor los seres humanos. Comparto con ustedes.

Lo llaméCUANDO ENTENDÍ

Y comienza así. 

Un día entendí que…
  • Somos amor y lo hemos olvidado.
  • Es ideal pensar que existe una «pareja ideal». Lo que sí existe es una pareja real con desencuentros que promueven la evolución personal.
  • No tengo que esconderme en un “disfraz” de “quién soy y qué quiero” para que me amen. 
  • “Nuestro verdadero SER” es aquel que vivimos en nuestra etapa de enamoramiento.
  • Cuando nos entregamos de verdad y logramos la conexión y encuentro, es una de las cosas más gratificantes que podemos experimentar como seres humanos.
  • Evitar entregar mi corazón al amor, probablemente haga que éste sufra menos, pero tal vez no encuentre nunca un entrenador personal gratuito y diario como lo es la pareja,
  • Uno más uno es tres. 
  • Los problemas de pareja surgen cuando dejamos de “estar presentes” para nosotros y para el otro, cuando nos escondemos detrás de roles, máscaras o pantallas arraigadas. 
  • El amor real, nos recibe tal como somos, y para ello hay que abrir nuestro corazón y confiar. 
  • Las discusiones de pareja no son más que una forma superficial de llegar a mi SER profundo, una forma de alejarme de mí misma y expresar al exterior aquello que mi “yo interior” grita.
  • La pareja explora un camino juntos cuando suelta sus viejas estructuras individuales.
  • Amarse no implica coincidir en todo, sino en respetar cómo es el otro, y en esas diferencias, nutrirse…
  • Si trato de cambiar a mi pareja tendría que tener la seguridad que seguiré enamorada de él, porque el cambio lo habrá convertido en otra persona y no de aquella que me enamoré.  
  • La vida es un fluir permanente y las personas cambian sólo cuando están preparada para aceptar y entender.
  • Todo empieza conmigo, aceptarme para aceptar al otro, no enojarme, ser compasiva (tener una actitud amorosa) y dejar ese principio de “auto-tortura” que nos enseñaron…
  • La vida es un juego y hay que recorrer con risas y un sensor de espontaneidad.

Cuando entendí todo esto, perdí el miedo al amor y ser vulnerable, y empecé a amarte con los ojos abiertos.

¿Qué te parece? ¿Crees en el miedo al amor? ¿Hay algunas cositas que ya ponés en práctica?

Te leo con amor, Lau.

 

Te sugiero, si deseas encontrar más escritos acerca del amor, busques en este sitio la palabra el amor o #elamor

 


Referencias

Libro “Amarse con los ojos abiertos” de Jorge Bucay y Silvia Salinas