En este post veremos SER MUJER según el punto de vista de dos mujeres increíbles Clarissa Pinkola Estés y Carmen Valenzuela 

Los lobos sanos y las mujeres sanas comparten ciertas características psíquicas poderosas. Y, sin embargo, ambos han sido perseguidos, hostigados y falsamente acusados de voraces y de valer menos que sus detractores.

👉Durante miles de años, han saqueado, rechazado y reestructurado la naturaleza femenina instintiva. Ha sido tan mal administrada como la fauna silvestre o las tierras vírgenes.

 

¿Qué características son esas?

ser un lobo sano = ser una mujer sana

❣aguda percepción

❣preocupación con fervor por sus vástagos, pareja y su manada

❣sociables e inquisitivos por naturaleza

❣elevada capacidad de afecto

❣gran fuerza y resistencia

❣extremadamente intuitivos

❣leales y valientes

❣espíritu lúdico

❣arte en adaptarse al ambiente cambiante

Lo que deducimos…

✨Mujeres, somos una fuerza llena de buenos instintos, creatividad, pasión y sabiduría eterna. Ya no más «mujeres salvajes» en peligro de extinción✨

✨Somos muchas. Un clan de mujeres maravillosas, vibrantes, buscadoras, e inconformistas. Mujeres en acción. Únicas, libres y empoderadas. Todas somos una ✨

✨Somos mujeres perfectamente imperfectas, y me encanta!

✨ Somos locas. Si, prefiero mil veces ser una loca, porque las locas somos libres, las locas somos tal como queremos ser. En cambio, las cuerdas…las cuerdas atan.

 

Eres Única, Eres Mujer, Eres Inspiración

Sobre esta base que nace en el libro «Mujeres que corren con los lobos», el pasado el 12 de julio, vivimos un encuentro OnLine de mujeres con Carmen Valenzuela en su conferencia-taller “Eres Única, Eres Mujer, Eres Inspiración“.

En el mismo, nos anclamos bien en el presente, nos hicimos preguntas claves de autoconocimiento y tomamos la responsabilidad de llevar las riendas de nuestra vida, sino, nadie lo hará por nosotras, NUESTRA VIDA ES NUESTRA. Nos empoderamos!

Recorrimos el grado de satisfacción, autoestima y emociones, hoy, en diferentes áreas de nuestra vida y vimos cuán fluida puede rodar, dónde es necesario hacer foco para que pueda andar sin trastabillar.

Practicamos la coherencia entre lo que pienso-siento-actúo y nos llevamos una poderosa herramienta para no llegar secas de energía al final del día, ni densifique en nuestro cuerpo..

Finalmente, abrimos espacio para reconocer las emociones, vimos de dónde vienen y porqué, y practicamos “antídotos” para desactivarlas rápidamente, que no queden en nosotros “pululando” largo tiempo.

No vinimos a ésta vida a sufrir, sino a experimentar, aprender y disfrutar!!!

Graciassssss a todas, la energía femenina se sintió!!!

Graciasssss, que todas somos una!!!

Graciassssss, la seguimos!!!

A continuación, y en relación a éste encuentro, una nota preciosa que Carmen ha realizado en su Blog: “Todas somos una“. Graciassss

Un Abrazo, Lau

 


Referencia Bibliográfica

-Pinkola Estés, Clarissa (1992). «Mujeres que corren con los lobos».