Podemos jugar muchos roles en la vida, esposa, marido, madre, padre, empresarix, emprendedor/a, amigx, hijx, licenciadx en…, doctor/a en tal….etc…pero el principal rol que necesitamos recordar es el rol de SER.

El rol de SER es el más importante, el resto, son nueces (hace referencia al dicho popular  “Mucho ruido y pocas nueces” usado cuando algo es solo apariencias y no tiene contenido ni sustancia).

El rol de SER implica conectar con nuestra ESENCIA, nuestra LUZ, nuestro verdadero YO. Ser por Mí 😍. Allí donde todo es paz, amor y felicidad.

Porque EN ESENCIA somos paz, amor y felicidad, pero lo hemos olvidado.

Y ese SER va emergiendo, cuando vamos eliminando las capas y capas que fuimos poniendo encima, sin darnos cuenta y a modo de supervivencia y protección.

La sabiduría está en nuestro interior😉🤩🤗.

La clave es encontrar esos DISPARADORES que muchas veces pasamos por alto. Si tenemos insatisfacción, si sentimos un vacío, si algo nos provoca incomodidad, si estamos sufriendo, si algo nos duele o tenemos una enfermedad. Todas estas situaciones son ALERTAS, nos están avisando que algo necesitamos ATENDER.

¡Está en nosotros verlo y accionar! es nuestra responsabilidad, porque nadie lo hará por nosotros.

Para dar un ejemplo, únicamente con la intención que pueda ser más “palpable”, contaré uno de los casos en mi vida personal. Pues, es teoría que probé. Y te animo a que todo lo que leas (no sólo acá), también lo experimentes en tu propia vida.

Hace un tiempo, dije chau! a mi trabajo corporativo.

Me venía sintiendo incómoda, había cosas que no me llenaban.

Empezaba a no coincidir con los valores de la empresa, las formas de trabajar de las personas (sobretodo quedarse hasta las 21hs trabajando, o el «todo para ayer», o la competencia entre pares). Tampoco sentía entusiasmo con tener horarios, un lugar físico estático, los mandatos…

No siempre fue así, obviamente. Porque amaba lo que hacía. Hasta el último año. Justamente, estudios indican que, desde «el clic», demoramos un año aproximadamente en tomar acción, tomar una decisión…

Si bien contaba con estabilidad, grandes beneficios, una buena remuneración, un crecimiento profesional tipo Escuela, muchas personas maravillosas, había una parte de mí que estaba insatisfecha.

Y esa insatisfacción es lo que llamé «DISPARADOR».

Había algo ahí que necesitaba aprender, dar un salto para mi evolución personal, para sacar una de las capas que hablé en éste post…Porque esa mujer, con «cara de culo y apática”, no era yo, porque mi esencia es otra…

Además, si en ESENCIA somos paz, amor y felicidad, evidentemente, algo no estaba bien.

A esos alertas me refiero. Y te animo a que prestes atención también a los tuyos, para ir sacando las capas que ya no te sirven e ir caminando a re-conectar con tu esencia.

Comparto un post donde te anima a liberar la voz de tu ego para ir encontrando tu esencia con la práctica. Se llama, justamente, Cómo liberar la voz del ego.

¿Lo habías visto así antes? ¿Resuena algo en vos? ¿Te gustaría compartir alguna experiencia donde sos consciente de ese SER por Mí?

¡Gracias por estar del otro lado!

Un abrazo de Luz

Lau 🌈💫☀🌳