¿Qué información te llega cuando escuchás «Las cosas son así y no van a cambiar»?

A mi me pone verde 😂😂😂

Fuera de broma, la clave es cómo interpretamos las cosas y nuestra actitud ante la vida. 

Particularmente, esa frase me lleva a imaginar una persona que está en su total zona de confort (lo que conoce y le resulta seguro), que suele tomar un rol de víctima en la vida, con una actitud negativa del «No Puedo», que encuentra total argumentos en las excusas para no accionar, y con total pereza a ser responsable de sus actos y tomar las riendas de su vida.

La realidad es que las cosas cambian si me miro y cambio yo primero, no podemos esperar resultados diferentes si seguimos haciendo siempre lo mismo.

Y, por más que resulte difícil de comprender con la razón, todo lo que está en nuestra vida, es producto de nuestra propia creación.  

Hace unos sábados atrás, realicé la charla introductoria en #HumanoPuente que fue de una expansión impensable. Allí me sentí inmensamente poderosa. Sentir que soy Dios en la tierra, y que yo misma creo todo lo que tengo en mi Universo cambió la perspectiva de mi vida.

Somos creadores. No simples actores de reparto.

Esa es mi invitación para este sábado de Netflix con pochoclos.

👉Ser el protagonista de la película de tu vida.

¿Qué te parece?

 

Cómo cambiar la mirada sobre mi propia vida

Todos poseemos la capacidad de elegir qué queremos ser, dónde queremos estar y a dónde queremos llegar, todos podemos elegir con libre albedrío para ir construyendo una mejor versión de nosotros mismos y, asimismo, inspirar a otros. Se trata de SER tu SER.

Entonces, con esta afirmación, puede que te broten preguntas del tipo ¿Por qué vivo como vivo? ¿Por qué a veces miro las cosas desde la queja? ¿Qué me hace ver que las cosas son blancas o negras? ¿Dónde aprendí a vivir mal? 

Te cuento que TODOS SOMOS UNO. Todos tenemos las mismas heridas en el alma y atravesamos por los mismos bloques culturales, educativos y sociales. Todos tenemos una historia personal desafiante y difícil.⁣ Todos estamos en el mismo camino de aprendizaje que es la vida. Y venimos a ser nuestra mejor expresión dentro de la experiencia humana.

Todos atravesamos por lo mismo😔, aunque en distintos momentos🤩.⁣

Las sacudidas, los altibajos, las experiencias dolorosas, son señales que algo necesitamos mirar. Si tenemos la sabiduría de elegir distinto y mirar diferente, esa experiencia nos hará renacer y trascender peso, o capas de oscuridad que venimos cargando de generación en generación. Es decir, aquello que veíamos de una manera densa, la aligeramos y nuestra alma va mas liviana por la vida. 

De esta manera, salimos fortalecidos y se actualiza la versión de nosotros mismos. 

El secreto está en CÓMO INTERPRETAMOS LAS COSAS. ¿Quién dice que algo es bueno o malo? ¿Quién dice que algo es correcto o incorrecto? Cada persona interpreta las cosas en función de su lente, el cristal que mira la vida. Y es válido, pero no absoluto. Si nos enfocamos en la ventana con Luz, olvidaremos los rincones que traen sombras. Todo lo que creemos, lo creamos y esas creaciones nos permiten crecer, o hundir…en el peor de los casos. 

Hay un mundo diferente por cada observador que somos.

 

La vida como espacio de creación

Todos somos distintos porque tenemos modelos mentales distintos, y en consecuencia, distintas distinciones. Cada uno, es un SER PARTICULAR, que interviene en la realidad de una determinada manera, en función a su propio modelo mental. 

Un modelo mental está sujeto a condicionamientos biológicos y naturales y biológicos (sentidos), el cultural/social, las experiencias personales y el lenguaje.

Sin embargo, ESTA PARTICULAR FORMA DE SER, no es fija e inmutable. Los individuos nacemos dotados de la posibilidad de participar activamente en el diseño de nuestra propia forma de ser.

Por esta razón, la vida es el espacio en el que los individuos se inventan a sí mismos. Es un espacio de posibilidad hacia su propia creación.

Tenemos dominio sobre nuestra propias vida y podemos jugar un papel activo en el diseño del tipo de SER en el que quisiéramos convertirnos. Co-crear nuestros límites/fronteras y descubrir qué decisiones son nuestras para poder accionar 💪

Entonces, “Las cosas son así y no van a cambiar” es mentira.

 

Transformar la queja en oportunidad de acción

La queja o el juicio, es un hábito que muchas personas hoy adoptan como su estilo de vida, parte de su día a día. 

La realidad es que, con la mitad de la energía que usamos para quejarnos, podríamos construir la solución, por tanto, precisamente, es la queja que nos impide avanzar y lograr nuestros objetivos. ¿Lo hacemos consciente? ¿Somos conscientes que la mayoría del tiempo actuamos en transparencia? Es decir, a un nivel más bajo de consciencia. 

La buena noticia es que podemos mirarnos y gestionar la queja. Necesitamos avanzar por un camino de auto-conocimiento para vivir mejor, es la única herramienta que tenemos nosotros y que podemos asumir la responsabilidad de gestionar. El resto de las cosas, depende de otros y no está a nuestro alcance.

La transformación con el auto-conocimiento es un proceso de depuración #consciente que requiere una actitud de #amor #compasion y #desapego.

Dejar atrás y cambiar patrones que ya no funcionan. Es un camino incómodo, doloroso, desconocido…pero sumamente sanador y liberador 🙌🤗✨

¿Te animás a tu transformación? 

 Sigo sosteniendo, que decir “Las cosas son así y no van a cambiar” es mentira.

 

Ser el protagonista de nuestra vida.

La mayor parte del tiempo estamos deseando ser como otra persona: tener los superpoderes de un superhéroe, tener las habilidades como un supergenio, tener las posesiones de un millonario, etc. Sin embargo, no nos damos cuenta que nosotros somos los actores principales de la película de nuestra vida y, curiosamente, nos pasamos siendo espectador de la vida de otras personas.

Qué lindo sería poder tomar conciencia de esto, escribir nuestro libreto, poner acción y llevar a buen término la película de nuestra vida. Porque, paradójicamente, la vamos a ver, sólo una vez.

Necesitamos tomar conciencia que somos independientes y responsables de nuestra vida. Y la construimos…en función del tipo de observador que somos. La percepción, la mirada. 

Saber cómo observamos la vida puede ser posibilitante o limitante. Conocer cómo percibimos lo que percibimos, descubrir qué decisiones son nuestras, saber ELEGIR, DECIDIR y ACTUAR en coherencia con aquello que SENTIMOS, con nosotros y con nuestra vida.

Es importantísimo, tener la actitud para tomar esas decisiones y elegir por nosotros mismos. Somos los protagonistas. Escucharnos, conocernos, es la clave. 

Para finalizar, te invito a cambiar “Las cosas son así y no van a cambiar” para preguntarnos ¿Quién es el protagonista de nuestra vida? pues invita a cuestionarnos acerca de la oportunidad que tenemos de VIVIR en libertad. 

“La libertad no es la ausencia de compromisos, sino la valentía de ser uno mismo” 

Y aquí, nuevamente, ponemos al autoconocimiento en un rol fundamental.  

Un beso grande, 

Y recordá, si te gusta el contenido, te invito a compartir con quienes amás a través de los iconitos.

Gracias, Lau