Si miramos las estadísticas, la principal causa de muerte es la enfermedad y ya sabemos que todos tenemos dibujado el camino al cielo con fecha incierta.

Por este motivo, desde principios del siglo XIX, delegamos nuestra salud a los médicos y la industria farmacéutica moderna creció enormemente.

Podemos suponer que una enfermedad viene cuando esquivamos el foco en nuestra calidad de vida, cuando elegimos comer alimentos industrializados y sintéticos, cuando nos volvemos sedentarios, cuando heredamos ciertos patrones, cuando el strees se apodera de nosotros en una carrera del esfuerzo.

Vivimos en una carrera alocada de HACER para TENER por una maratón consumista, ¿para qué? para que todo lo que compramos en nuestra vida quede abandonado y los infaltables herederos dispongan de todo aquello por lo cual vendimos gran parte de nuestra vida. 

Hay una cultura del esfuerzo y con valor en el conocimiento intelectual, pero no nos enseñaron a SER, a fluir con la vida, a relacionarnos desde el amor, disfrutar el presente para eliminar el piloto automático, encontrar el sentido de estar vivos.  

¡Y está bien! porque necesitamos tomar la posta de nuestro propio aprendizaje 😃

En tal sentido, NOSOTROS TENEMOS EL PODER DE MAXIMIZAR NUESTRA SALUD.

Y la enfermedad es la clave.

Parece bizarro pero no lo es.

La enfermedad es un síntoma. Por lo general, nos quejamos y juzgamos la enfermedad. Sin embargo viene a contarnos algo.

Mis amigos de Humano Puente dicen que la enfermedad debería llamarse informedad. Esto implica que nos trae información valiosa para sanarnos.

Es cómo la punta del Iceberg, debajo hay por explorar, pues trae un recuerdo no sanado. 

Y en ese recuerdo podemos enumerar las emociones no gestionadas sanamente, todo lo que la boca ha callado, la rigidez en la forma de vincularnos con otros, cuando hipotecamos nuestra libertad en otro sin confiar en nuestros dones y talentos únicos, cuando nuestras acciones son incoherentes a lo que pensamos o sentimos, cuando no nos ocupamos en nuestro auto-conocimiento, entre otros.

 

El cuerpo grita aquello que la boca calla

La enfermedad no es mala, nos avisa que estamos errando el camino.

Ya, en el siglo II d.c, el gran pensador hindú Patañjali señaló a la enfermedad como el sufrimiento procedente, en última instancia, de ignorar nuestra relación con la Totalidad.⁣

Es decir, la enfermedad viene con el conflicto entre la personalidad y el alma.⁣

En este sentido, cuando me preguntan, siempre reitero que «La #incoherencia entre nuestros pensamientos, sentimientos y acciones nos hace perder la paz, y en consecuencia, la salud. Trae #malestares, #dolencias y #enfermedades.»⁣

Por esa razón, deberíamos analizar «qué cosas en profundidad duelen y no se ven, para que tenga que llegar al cuerpo y se manifieste, se haga visible»🤔.⁣

Y es aquí cuando me encanta sostener que la enfermedad es un regalo, una señal, una bendición que nos dice algo y sin ella, es imposible ver. 

Muchas veces…⁣

Muchas veces…⁣

      • El resfrío gotea, cuando el cuerpo no llora.⁣
      • El dolor de garganta tapona, cuando es imposible comunicar la tristeza.⁣
      • El estómago arde, cuando las rabias no consiguen salir.⁣
      • La diabetes invade, cuando la soledad duele.⁣
      • El cuerpo engorda, cuando la insatisfacción aprieta.⁣
      • El dolor de cabeza deprime, cuando las dudas aumentan.⁣
      • El corazón afloja, cuando el sentido de la vida parece terminar.⁣
      • La alergia aparece, cuando el perfeccionismo está intolerable.⁣
      • Las uñas se quiebran, cuando las defensas están amenazadas.⁣
      • El pecho aprieta, cuando el orgullo esclaviza.⁣
      • La presión sube, cuando el miedo aprisiona.⁣
      • La fiebre calienta, cuando las defensas explotan las fronteras de la inmunidad.⁣
      • Las rodillas duelen, cuando tu orgullo no se doblega.⁣
      • El cáncer mata, cuando te cansas de “vivir”.⁣

👉Y tus dolores callados, ¿Cómo hablan en tu cuerpo?⁣

Es indispensable prestar atención. ⁣

Cuando un síntoma aparece en nuestro cuerpo, no sólo hay que prestar atención a curarlo o calmarlo con un medicamento o cirugía, sino que necesitamos investigar la raíz. ¿Por qué ha aparecido? Pues, sino, lo más probable, es que vuelva a aparecer. ⁣

A mi me pasa con el herpes. Analizo su posible causa con mi libro mágico y realizo la sanación. Cada vez, aparece de forma más leve y menos frecuente. ⁣

En definitiva, ir por el camino del autoconocimiento y la evolución personal ayuda enormemente. Porque sabemos que solo nosotros somos los responsables de nuestros resultados y de todo lo que sucede en nuestra vida.

¿Cuáles con las actitudes que colaboran con maximizar la salud?

Si tuviera que realizar una lista de recomendaciones podrían ser las que siguen. Todas forman parte de comprender el camino de la Evolución Personal. 

  1. me conozco, me indago, me acepto.
  2. cuido la calidad de mis pensamientos.
  3. aprendo a canalizar mis emociones.
  4. conozco los alimentos saludables y nutritivos.
  5. genero vínculos desde el amor y la empatía.
  6. otorgo un propósito a mi vida, aquello que haga bailar mi alma.
  7. busco mi misión y transformo mi vida para cumplirla.
  8. logro dar equilibrio a mis energÍas.
  9. aprendo a fluir con la vida y disfrutar.
  10. decido con el corazón, al margen de la razón.
  11. siempre, dar prioridad a mi paz interior, el amor y la felicidad. 

👉Es posible hacer un cambio. Es posible tener salud. Es posible tomar las riendas de tu vida. Empezá HOY! 😊

 

Si te resultó útil esta información, y crees que puede ayudar a los seres que amas, compartí a través de los iconitos. 

Gracias gracias gracias.

Te abrazo, Lau⁣🤗

@serpormi