Existe una distorsión en la educación emocional que le damos a los niños y devienen de las reacciones primitivas que tenemos los adultos. Acaso, ¿nosotros hablamos de SER HUMANOS?

Hoy, los alumnos son del siglo XXI, los maestros del siglo XX y el sistema educativo del siglo XIX. ¿y los padres de qué siglo somos?

Asimismo, no sabemos qué situaciones del mundo tendrá que atravesar un niño dentro de 20 años, al igual que yo no sabía que iba a pasar hoy, cuando era pequeña. Siempre pongo el mismo ejemplo cuando hablo con padres que obligan a sus hijos a estudiar inglés, porque a ellos no les gusta, y preferirían estar jugando con barro, o patinar en el circuito, o mirar los dibus. Sabemos que hoy el inglés es el idioma universal, ¿pero qué pasará en 20 años? ¿y si renace el chino o el portugués? Yo en el secundario tuve como idioma el Francés (el inglés recién se estaba imponiendo) y hoy no lo aplico para nada. ¿Porque torturar con el inglés hoy a los niños si no sabemos qué idioma usará el mundo mañana? Es tan lindo poder hacer lo que uno ama hacer!!!

Lo que sí sabemos es que los niños van a tener que tomar decisiones y necesitarán distinguir qué emociones usar en cada caso para no hacerlo de manera automática.

Wooowww, y me acordé de la película #RelatosSalvajes y aquellos momentos de explosión con reacciones primitivas, básicas, rústicas… Yo me pregunto, «¿Cuándo aprenderemos a SER humanos? Ni los animales tienen el instinto de la venganza, combate, condena, subvaloración que aparecen en esos personajes en situaciones extremas».

La clave siempre está en cómo interpretamos las cosas, nuestro modo de ver. La base de un pensar no reactivo está en la madurez y en la capacidad de gestionar nuestras propias emociones. Los orígenes son bien tempranos, desde niños, a través del juego imaginativo y cuando imitamos las actitudes de nuestros padres, abuelos.

Con IMITAR no me refiero a copiar lo físico, aquello que hacen los padres, por ejemplo, mamá cocina, hijo quiere cocinar. Sino, me refiero a copiar aquellas actitudes, modos, reacciones. Por ejemplo: viene un vendedor a casa y mamá le dice gritando: “Basta, no quiero que me molesten más!, estoy cansada de vendedores” y dá un portazo!. ¿Qué está enseñando mamá a su hijo? que, cuando algo no se adecúa a lo que necesito o quiero, hay que gritar, agredir.

¿Qué son esos gritos de furia?

Las emociones son impulsos que nos llevan a actuar, no son buenos ni malos, todas son necesarias, pero, algunas pueden ser destructivas y dañinas, y ser trasladadas al cuerpo a través de enfermedades.

👉Tal vez, puede interesarte ¿De dónde vienen las emociones? . Pincha aquí.

Daniel Goleman, el psicólogo y divulgador de la Inteligencia Emocional, establece que las emociones que sentimos de forma más primaria, y en nuestro entorno familiar, son la IRA, la TRISTEZA, el MIEDO, la ALEGRÍA, el AMOR, la SORPRESA, la AVERSIÓN y la VERGÜENZA.

  • la IRA (enojo, rabia, cólera)
  • la TRISTEZA (pesar, nostalgia)
  • el MIEDO (cobardía, temor, susto)
  • la ALEGRÍA (risa, gozo, satisfacción)
  • el AMOR (afecto, cariño, pasión)
  • la SORPRESA (asombro, admiración)
  • la AVERSIÓN (resentimiento, asco) 
  • la VERGÜENZA (timidez, opacamiento).

Un niño, además de saber gestionar las emociones, deberá comprender las bases de la resiliencia, flexibilidad, adaptabilidad, cooperación, colaboración y el sentido de pertenencia hacia el bien común. El cultivo de dichos conceptos comienza con el amor, la paz y la coherencia que reina en el hogar y en las salas de educación inicial.

Como padres, educadores, sociedad ¿Estamos preparados? ¿Somos conscientes de ésta nueva generación? ¿Sabemos que nuestros hijos son producto del estado de presencia, autoestima y accionar de los adultos? ¿Aprenderemos a SER humanos?

Gracias por leer!!! Si crees que puede ser útil para otros, compartí!

👉Tal vez, también puede interesarte leer «Como transformar las emociones«

Un abrazo, Lau