Analizar las #creencias nos permiten salir de un piloto automático y ganar en libertad. 👉Con hijos, no me puedo separar”. ¿La has escuchado? ¿Te pasó? 

Esta creencia la veo repetidamente en casos cercanos, no es una experiencia personal porque no tengo hijos. ⁣

Aunque, si me remonto a una etapa anterior de mi vida, puedo ver que esta creencia «metió la cola». No había hijos ni mascotas, sino una casa. Estuve un año «dando vueltas» en desamor y no me separaba porque había una propiedad en común. Esto me trajo ciertos síntomas y empecé terapia, por recomendación de la doctora que, luego de estudios, me dijo «no tenés nada físicamente Lau». Para mí fue una de mis maestras de vida, quien me impulsó a iniciar un camino de #evolucionpersonal y estaré eternamente agradecida. ⁣

También esta #creencia se complementa con eso que «La pareja es para toda la vida» y el famoso #parasiempre del amor romántico, como mencioné en otro post (Te dejo aquí el enlace). Asimismo teñida por los prejuicios arcaicos que se nos vienen cuando escuchamos «me separé» y el apego social del «qué dirán».⁣

Desde mi perspectiva, creer «Si tengo hijos no puedo separarme» causa mas daño que la creencia misma de «si me separo lastimo a mis hijos». Los hijos necesitan (necesitamos), que los padres se amen y se respeten, viviendo o no juntos. Sino, la enseñanza será «el amor es duro y cruel».⁣

El amor se aprende de los padres. Y se instaura en los primeros 3 años de vida. Entonces, si se vive una vida sacrificada, dolorosa, y que encima se hace por ellos, se estará poniendo un peso demasiado grande para su vida. ⁣

Además, es una carga que no es real. Pues, cuando no tomamos la decisión de separarnos, no es precisamente por los hijos, sino más bien por los miedos. Y ahí, viene un compromiso individual y profundo que requiere analizar cuidadosamente de dónde vienen. Muchas veces, son miedos infundados, pues tenemos el poder y la sabiduría para rediseñar nuestra vida a favor de vivir en coherencia, felices.⁣

Es más, si pensamos en el AMOR como respeto, libertad, conversaciones entre adultos que han formado un vínculo, no se necesita vivir todos juntos para ser una familia feliz. Una familia debería ser simplemente un ejemplo de unión y amor cuando se la necesita. Nunca puede ser una esclavitud.⁣

También con esta creencia se está enseñando desde niños que, cuando tengan parejas y sean infelices, no podrán separarse. Y así seguirá pasando de generación en generación.

 

¿Qué info te llega en este tema?⁣ ¿No es maravilloso tener la oportunidad de #cuestionarnos y profundizar en el #autoconocimiento para #vivirmejor y, justamente, legar a generaciones futuras?

 

Te abrazo, Lau🌺⁣

@serpormi